mundocosmetica.com.

mundocosmetica.com.

Cómo realizar un peeling químico en casa

Cómo realizar un peeling químico en casa

Introducción

La piel es una de las partes más visibles de nuestro cuerpo, y por ende, es importante que la tengamos en buenas condiciones. Sin embargo, hay muchos factores que pueden afectarla, como la exposición al sol, el envejecimiento y diversas enfermedades cutáneas. Por eso, es común que busquemos tratamientos que nos ayuden a mantener una piel sana y radiante. Una de las opciones disponibles es el peeling químico, que consiste en aplicar ácidos en la piel para eliminar células muertas y estimular la regeneración celular. En este artículo, te explicamos todo lo que necesitas saber para realizar un peeling químico en casa.

¿Qué es un peeling químico?

Un peeling químico es un tratamiento en el que se aplican ácidos sobre la piel para exfoliarla y renovarla. El objetivo es eliminar las células muertas de la capa externa de la piel, lo que permite que las células nuevas se regeneren y la piel luzca más suave, luminosa y uniforme. Además, el peeling químico también puede ayudar a reducir las manchas, arrugas y cicatrices, y a mejorar la apariencia de la piel en general.

Tipos de peeling químico

Existen diferentes tipos de peeling químico, y la elección depende del tipo de piel y del objetivo que se quiera conseguir. Los ácidos más comunes utilizados en los peelings son:

  • Ácido glicólico: es un ácido alfa hidroxiácido (AHA) que se utiliza para tratar la piel seca, la hiperpigmentación y las arrugas finas.
  • Ácido salicílico: es un ácido beta hidroxiácido (BHA) que se utiliza para tratar el acné, las manchas y las arrugas.
  • Ácido láctico: es un AHA que se utiliza para tratar la piel seca, la hiperpigmentación, las arrugas y las cicatrices de acné.

Además, existen otros ácidos menos comunes, como el ácido tricloroacético (TCA) y el ácido mandélico, que se utilizan para peelings más profundos.

Preparación para un peeling químico en casa

Antes de realizar un peeling químico en casa, es importante que sepas que existen algunos riesgos asociados, como la irritación, el enrojecimiento y la descamación excesiva. Por eso, es recomendable que te asegures de que tu piel sea apta para un peeling químico y que prepares adecuadamente la piel antes de comenzar.

Piel apta para el peeling químico

Un peeling químico no es adecuado para todas las personas, especialmente si tienes piel muy sensible o si sufres alguna enfermedad cutánea. Los candidatos ideales para un peeling químico son las personas que tienen:

  • Pieles grasas, con poros dilatados y acné.
  • Pieles con manchas, cicatrices o hiperpigmentación.
  • Pieles con arrugas finas.

Preparación de la piel

Para preparar tu piel para el peeling químico, debes seguir los siguientes pasos:

  • Limpia tu rostro suavemente con un limpiador facial. No utilices jabones abrasivos o exfoliantes, ya que pueden irritar la piel.
  • Aplica una crema hidratante para preparar la piel y evitar la irritación.
  • No utilices productos con retinol o ácido salicílico durante al menos una semana antes del peeling químico.

A continuación, te explicamos paso a paso cómo puedes realizar un peeling químico en casa:

Paso 1: Elige el ácido adecuado

Antes de comenzar, debes elegir el ácido adecuado para tu tipo de piel y para el objetivo que quieres conseguir. Si no estás segura de qué ácido utilizar, es recomendable que consultes a un dermatólogo o un esteticista.

Paso 2: Realiza una prueba de piel

Es recomendable que realices una prueba de piel antes de aplicar el peeling químico en todo el rostro. Para ello, aplica una pequeña cantidad del ácido en una zona de la piel, como detrás de la oreja, y espera 24 horas para comprobar si aparecen reacciones alérgicas o irritaciones.

Paso 3: Prepara la piel

Limpia tu rostro suavemente con un limpiador facial y aplica una crema hidratante. Es importante que no tengas restos de maquillaje o impurezas en la piel antes de comenzar.

Paso 4: Aplica el ácido

Aplica el ácido sobre la piel con un pincel o una esponja, evitando las zonas alrededor de los ojos y los labios. Comienza por las zonas menos sensibles y extiende el producto con movimientos suaves y circulares. No lo dejes más tiempo del indicado en el producto y enjuaga con agua tibia.

Paso 5: Calma la piel

Después de enjuagar el ácido, es normal que la piel tenga un aspecto enrojecido o irritado. Para calmar la piel, aplica una mascarilla facial con efecto calmante o una crema hidratante específica para después del peeling químico.

Cuidados posteriores al peeling químico

Después de realizar un peeling químico, es importante que sigas unos cuidados posteriores para que tu piel se recupere adecuadamente:

  • Evita exponerte al sol durante al menos una semana y utiliza protección solar.
  • No te exfolies la piel para evitar irritaciones o lesiones.
  • Hidrata la piel de forma regular para evitar la sequedad.

Conclusión

El peeling químico es un tratamiento efectivo para mejorar la apariencia de la piel y tratar diversas afecciones cutáneas. Si decides realizar un peeling químico en casa, es importante que elijas el ácido adecuado, realices una prueba de piel, prepares adecuadamente la piel antes de comenzar, y sigas unos cuidados posteriores para garantizar una buena recuperación de la piel. Si tienes dudas o problemas de piel, siempre es recomendable que consultes con un dermatólogo o un esteticista para obtener un tratamiento personalizado y seguro.